Un efecto benéfico de los grandes escándalos es que son capaces de impulsar transformaciones profundas en los mercados.
El detonante del cambio regulatorio más profundo de la última década para las sociedades anónimas fue el llamado caso Chispas, un millonario intento de toma de control de las sociedades Chispas por parte de Endesa España, que generó agudas controversias por las decisiones de seis gestores clave que terminaron siendo multados por la SVS por violar las normas legales al privilegiar su interés particular por sobre el societario. Tras un juicio que duró 8 años, la Corte Suprema confirmó las multas pagándose un monto efectivo de aproximadamente US$ 163 millones, el más alto de la historia…

[wpdm_file id=14]

[wpdm_file id=15]