Socios de DLA Piper Chile: “Cada vez va a haber menos espacio para firmas independientes” (Diario Financiero) - DLA PIPER CHILE

La oficina de abogados, en plena etapa de fusión con NDL, delinea sus próximos pasos en el país, donde ya ostenta un tamaño que lo deja entre los mayores estudios locales.
‘Sin prisa pero sin pausa’. Ese pareciera ser el lema del crecimiento de la oficina global de abogados DLA Piper que hace exactamente un año aterrizó en Chile tras fusionarse con la firma local Bahamondez, Alvarez y Zegers (BAZ) y que a contar del 1 de abril sumó al equipo de Noguera Larraín & Dulanto.

Lo anterior es parte de la arremetida de uno de los mayores grupos jurídicos del mundo que tiene como uno de sus focos de expansión América Latina y el Caribe, donde en los últimos años ha puesto su bandera también en Colombia, Perú, Brasil y Puerto Rico, mientras apunta próximamente a llegar a Argentina y seguir fortaleciendo su posición en los países donde opera.

En Chile, por ejemplo, está la determinación de seguir creciendo en áreas de práctica y muy probablemente en número de abogados. Hoy ya son más de 50 y, aunque la cifra no es algo que los ocupe, saben que lograr ser la mejor firma de abogados del país, muy probablemente irá de la mano de ello. Dos de sus socios: Matías Zegers y Paulo Larraín abordaron con Diario Financiero sus ambiciosas metas.

-¿Cómo se gestó la unión entre DLA Piper|BAZ y NDL?

-Matías Zegers (MZ): Fue en diciembre pasado cuando nos sentamos a conversar si había o no ánimo de unir fuerzas dentro de nuestro desarrollo estratégico, mientras por el lado de NDL, ellos analizaron cómo calzaba una fusión a nivel local con DLA.

-Paulo Larraín (PL): Nuestro plan también incluía crecer, como ex NLD teníamos una práctica de M&A y private equity muy fuertes pero veíamos que necesitábamos potenciar nuestro equipo porque para estar en transacciones grandes necesitas tener un equipo potente… Vimos que el estudio de Matías nos permitía complementar nuestras áreas de práctica con enfoques y especialistas distintos y unidos pasamos a estar dentro de los cinco estudios más grandes de Santiago.

-¿En la práctica esta fusión qué implica?

-MZ: En lo formal un cambio de nombre. Hoy somos DLA Piper Chile y en cuanto a los distintos temas que implica la integración de los equipos y sistemas, éstos han fluido bastante bien.

-¿Cuál es el objetivo de esta fusión?

-MZ: El mandato es muy claro, no se trata solo dar cobertura geográfica por darla, sino que apuntar a ser la firma de excelencia en el mercado local y en ese proceso estamos todos los que somos parte de DLA… tenemos el chip puesto y eso se traduce también en poner al cliente primero.

-Para alcanzar este mandato ¿qué falta por hacer?

-MZ: Nos falta aún más dar a conocer nuestra propuesta de valor, qué es lo que significa DLA, qué es lo que hay detrás de DLA…

-¿Hay algún pendiente en términos de sumar nuevas prácticas?

-MZ: Tenemos un área de Tecnología muy fuerte, pero nos falta la parte de Propiedad Intelectual.

-Y ahí la fórmula ¿cuál sería, también fusión?

-MZ: Pueden ser varias, tal vez fusión o sumar un área completa de práctica, en eso estamos y no debería pasar del próximo año .

-En la industria en los últimos años hemos visto varias integraciones ¿Qué los diferencia de otros acuerdos?

-MZ: Cualquier modelo podría ser válido, pero DLA nos hace más sentido porque no somos una oficina con un marca paraguas, ni con un royalty que pagar, sino que tenemos socios en Perú, China, Australia, EEUU y eso hace que la forma en que se alinean los intereses sea sustancialmente diferente.

-¿Cuáles son las razones que empujan a los estudios a establecer este tipo de acuerdos?

-PL: Porque es una realidad en todo el mundo y te otorga muchas ventajas, entre ellas, atraer el mejor talento, estar a la vanguardia en tecnología y temas regulatorios…De alguna forma hoy tenemos muchas más ventajas para competir localmente que no podríamos tener sin DLA.

-¿Qué va a pasar con los estudios independientes?

-MZ: Cada vez va a haber menos espacio para firmas independientes si quieren acceder a trabajos sofisticados, esto por diversas razones… si los clientes tienen necesidades legales de temas que afectan a más de una jurisdicción, probablemente van a decidirse por quien puede ofrecer este servicio en todos los países donde hacen negocios y por otro lado, desde la perspectiva de una firma local, las fuentes de entrada del trabajo se van limitando, y se va a transformar en una realidad mucho más compleja.